R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

20
Marzo

20 MARZO 2019 REPORTE24//

CONTRA LAS ESPERANZAS DEL PRESIDENTE, MAURICIO MACRI, LA SUBA DE PRECIOS ESPERADA POR LA POBLACIÓN PARA LOS PRÓXIMOS DOCE MESES SALTÓ AL 40,8% EN PROMEDIO.

Contra las esperanzas del presidente Mauricio Macri, la expectativa de inflación para los próximos 12 meses saltó a casi el 41%. De esta manera, la percepción sobre el incremento de precios futuro aumentó prácticamente un 4% en comparación a febrero.

De acuerdo a la Encuesta de Expectativas de Inflación (EI) del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), la inflación esperada por la población para los próximos doce meses saltó al 40,8% en promedio.

Así, este índice aumentó 3,9 puntos porcentuales respecto a la medición del último mes y volvió a los valores de octubre, cuando se había disparado por la aceleración de la corrida cambiaria durante el mes anterior.

En cuanto al nivel socioeconómico, las expectativas registran el alza más pronunciada en los sectores de ingresos bajos, que con un salto de 5,2 puntos porcentuales marcan el 40,9% en marzo, aunque también sube 4,9 puntos para los sectores de mayores ingresos.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MOVIL

19
Marzo

19 MARZO 2019 REPORTE24//

TRAS LA TERCERA REVISIÓN DEL FONDO, EL PERSONAL TÉCNICO HABILITÓ EL TERCER DESEMBOLSO. AUTORIZÓ QUE SE USEN LOS DÓLARES PARA CALMAR FUTURAS CORRIDAS.

Ezequiel Orlando/El FMI dio luz verde para la cuarta transferencia al Gobierno de Mauricio Macri. Si bien le entregará los billetes para que financie la continua fuga de capitales y calme una eventual corrida cambiaria, le exigió que acentúe el recorte fiscal.

El personal técnico habilitó el envío de U$S 10.870 millones y se descuenta la aprobación del directorio de la entidad. El primer aval lo entregó la misión del Fondo, encabezada por Roberto Cardarelli, tras revisar las cifras oficiales en su visita a Argentina y que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, viaje a Estados Unidos a pedirlo personalmente.

El Fondo elogió que Dujovne cumpla con su objetivo de déficit primario de 2018. Para los economistas neoliberales, el ministro “demostró determinación en la eliminación de la vulnerabilidad asociada con el desequilibrio fiscal de Argentina. Lograr un déficit primario cero en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental”.

Para esto, el organismo multilateral de crédito apoyó formalmente el plan del Gobierno para realizar subastas de divisas diarias para financiar gastos corrientes por U$S 60 millones desde mediados de abril, hasta totalizar los U$S 9,600 millones. En la medida en que la moneda esté más apreciada que la zona de no intervención del Banco Central, las ventas la realizará el Tesoro directamente a la autoridad monetaria.

Con esto, el Ejecutivo le garnatizará billetes a los bancos comerciales para fondear la salida de divisas. En los primeros tres años del PRO en la Casa Rosada se fueron del país más de U$S 63.000 millones, producto de la política de endeudamiento y de eliminar las más mínimas restricciones para girar dólares a guaridas fiscales o comprar verdes.

La medida tampoco servirá para calmar una eventual corrida cambiaria, ya que carece de poder de fuego operar con sólo U$S 60 millones en un mercado que transa U$S 1.000 millones por día. Más cuando las grandes cerealeras pretende un tipo de cambio más elevado para liquidar el grueso de la cosecha, que tendrán disponibles en las próximas semanas. Los años electorales suman inestabilidad en el mercado cambiario, por lo que ya se prevén presiones devaluadoras en la moneda.

El Central de Guido Sandleris tampoco pudo controlar la inflación, su segundo objetivo, sino que por el contrario, la aumentó. En febrero los precios generales subieron 3,8%, lo que llevó la variación interanual a más del 51%, un récord desde la crisis de 2001.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MOVIL

17
Marzo

 

17 DE MARZO 2019 REPORTE24//

EL MODELO SE BASA EN UNA GIGANTESCA TOMA DE DEUDA PARA EVITAR QUE EXPLOTE EL DÓLAR. RENTA FINANCIERA A COSTA DE SALARIOS DEPRIMIDOS Y PRECIOS POR LAS NUBES.

Claudio Scaletta//Esta semana se oficializaron los datos de inflación de febrero. Como ya se sabía la disparada de precios de los primeros dos meses del año fue impresionante: 6,8 por ciento. Pero el peor dato estuvo en alimentos: 9,3 por ciento en sólo dos meses. Marzo, además, no será el mes del freno. Redondeando, ya que los decimales se olvidan rápido, en el último año la inflación fue de más del 50 por ciento, pero si se recortan sólo alimentos y bebidas estuvo cerca del 60. La inflación afecta a todos, pero más a los más pobres, no sólo porque los salarios no acompañaron estas subas o porque empeoraron las condiciones del mercado de trabajo, sino también porque cuando menor es el ingreso mayor es el peso de los alimentos en la canasta de consumo.

   #DatoINDEC

   Los precios al consumidor (#IPC) aumentaron 3,8% en febrero de 2019 frente al mes previo y acumularon un alza de 6,8% en el primer bimestre del año https://t.co/QpW2MTYS23 pic.twitter.com/EW6qo0im95

   — INDEC Argentina (@INDECArgentina) 14 de marzo de 2019

Siguiendo con los redondeos, los aumentos de precios se produjeron a pesar de que en los últimos 180 días el Banco Central tuvo éxito en contener el dólar. Más allá de las volatilidades de corto plazo el valor de la divisa se mantuvo en torno a los 40 pesos. En un país con déficit crónico de divisas se trata de una proeza, pero que se explica por la dilapidación de las dólares aportados por el FMI para sostener al gobierno.

La palabra “dilapidación” tiene un sentido muy preciso: se trata de un proceso de toma de deuda sin otra contrapartida que el negocio financiero. La deuda que pesa sobre el conjunto de la sociedad sólo se destina a abastecer la dolarización de los excedentes. Y buena parte de estos excedentes surgen del negocio financiero armado por el Banco Central para contener la cotización de la divisa. Es un círculo vicioso. Hay más de 1,1 mil billones de pesos de deuda interna que se remuneran con una tasa en torno al 60 por ciento anual, un excedente que en algún momento presionará sobre la demanda de dólares. Que esta deuda pública esté en manos de los bancos (por ejemplo vía Leliq) o también del resto del sector privado (como fue el caso de las Lebac) no hace la diferencia. El resultado práctico es que el mecanismo es una trampa permanente. Bajo el actual esquema sólo queda seguir aumentado tasas para que los excedentes no se dolaricen y hagan volar el precio del dólar y con él el modelo macrista. El FMI lo sabe, por eso es corresponsable de lo que suceda.

Lo único que el macrismo dejará a las generaciones futuras es el mega endeudamiento y la destrucción del entramado productivo

Pero volvamos a los 180 días de relativa estabilidad cambiaria comprados a fuerza de deuda externa e interna. Durante el mismo período la inflación general superó el 25 por ciento. Si el dólar hubiese seguido a la inflación debería estar en 50 pesos. La cuenta es matemáticamente correcta, pero conceptualmente errónea. Dólar e inflación no son variables independientes. Los aumentos de precios de los últimos seis meses son inseparables de la disparada del dólar de 20 a 40 pesos de los meses previos. Luego, como uno de los núcleos estructurales del cambio de régimen producido en diciembre de 2015 fue la dolarización de las tarifas, incluidos los combustibles, la suba del dólar retroalimenta todos los precios de la economía.

Existe un sólo precio que en este contexto y relaciones de fuerza entre el capital y el trabajo queda por detrás. Sí, adivinó: los salarios. El nivel de salarios es clave en el nivel de consumo y, por lo tanto en el nivel de actividad. La catarata de negocios y empresas que se cierran día a día y un nivel de uso de la capacidad instalada industrial que ya se encuentra en los pisos de 2002 no se deben a las altas tasas de interés, sino a la caída de la actividad y la contracción de los mercados. Aunque sean nominalmente escandalosas, tasas de referencia del 60 por ciento con una inflación del 50 no parecen descabelladas. El problema en todo caso reside en analizar por qué los bancos prestan luego a más del 100 por ciento anual y remuneran depósitos a plazo por debajo de la inflación. Los números de fiesta que expresan sus balances en medio de la recesión son la punta del ovillo y el ovillo de la respuesta.

   La crisis terminal del sector automotriz no encuentra un piso: ahora IVECO suspenda al personalhttps://t.co/Qi3JRNgMb6

   — El Destape (@eldestapeweb) 13 de marzo de 2019

Aunque los analistas a sueldo de sectores de la economía intenten mostrar complejidades los resultados del actual esquema económico son muy claros y su funcionamiento es sencillo. No estamos frente al único camino posible, a ese “es por acá” repetido por Mauricio Macri. El camino elegido es un modelo de endeudamiento que sólo enriquece al sector financiero, sostiene a quienes exportan con prescindencia de los que ocurra con el ciclo interno y deprime progresivamente al resto de las actividades, como lo refleja la imparable caída del PIB, con eje en la destrucción de la industria. No existe ninguna señal en el actual esquema que muestre alguna luz al final del túnel. El modelo económico no es sustentable y por ello el oficialismo no puede construir una nueva hegemonía política.

Toda la estabilidad macroeconómica gira hoy sobre el precio del dólar, pero al igual que en los últimos años de la convertibilidad el valor de la divisa sólo se puede sostener con deuda. A diferencia de lo que sostiene el relato oficial para las próximas elecciones, el sufrimiento que hoy se inflige a la mayoría de la población no servirá para beneficio de los hijos y nietos de los ajustados del presente. Sólo es un sufrimiento inútil. Lo único que el macrismo dejará a las generaciones futuras es el mega endeudamiento y la destrucción del entramado productivo.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MOVIL

 

14
Marzo

 

14 MARZO 2019 REPORTE24//

EN TAN SÓLO DOS MESES DE 2019, EL ÍNDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR (IPC) ACUMULÓ UNA SUBA DEL 6,8%. EN TÉRMINOS INTERANUALES, EL AUMENTO TREPÓ HASTA EL 51,3%.

La escalada de precios sigue fuera de control: la inflación de febrero fue del 3,8%. En términos interanuales, el aumento trepó hasta el 51,3%.

En tan sólo dos meses de 2019, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló una suba del 6,8%. Ayer, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, señaló que los pronunciados incrementos pararán en abril, aunque hay dudas sobre la meta se fijó el Gobierno.

Según el informe, la inflación núcleo fue de 3,9%. En términos desagregados, el rubro alimentos y bebidas alcanzó el 5,7%, por lo que fueron los que más subieron, junto con los aumentos en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, donde fue del 6,4%.

En comparación a febrero de 2018, los segmentos que más se dispararon fueron: Alimentos y bebidas no alcohólicas (58,3%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (54,0%) Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (52,4%) y Recreación y cultura (45,2%)

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MOVIL

 

Página 1 de 87

investlateral