R24 EN VIVO

24
Mayo

LA POLÍTICA MONETARIA ES UNO DE LOS TEMAS QUE MÁS DIVIDE LAS AGUAS EN LA NEGOCIACIÓN PARA LLEGAR A UN ACUERDO. PARA EL BCRA, POR OTRA PARTE, LAS METAS DE INFLACIÓN SON "INNEGOCIABLES"

Por Pablo Wende/A pesar del hermetismo típico que domina las negociaciones entre los técnicos del Fondo Monetario y del equipo económico, trascendió que uno de los temás más ríspidos está relacionado con el futuro manejo de la política monetaria. Casi todo el andamiaje montado por el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, es discutido por el organismo, que prefiere otro tipo de enfoque para atacar el principal problema de la economía argentina: la elevada y persistente inflación.

El financiamiento del BCRA al Tesoro es uno de los temas que está en plena revisión. Para este año, la entidad debe girarle $150.000 millones al Gobierno, una cifra equivalente a poco más de 1% del PBI, pero drásticamente inferior a la emisión del período kirchnerista, que llegó a rozar el 5% del PBI.

Casi todo el andamiaje montado por el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, es discutido por el organismo, que prefiere otro tipo de enfoque

Sin embargo, para el FMI este tipo de financiamiento es inflacionario y no tiene justificación. Sturzenegger hasta ahora no acusó recibo. Tanto en la conferencia de la semana pasada como en la presentación de ayer ante el IAEF enfatizó que se mantendrá la línea trazada. "Miren los agregados monetarios, estamos 5% abajo de los niveles de principio de año", aseguró para convencer a la audiencia sobre la trayectoria descendente que la inflación mostraría en los próximos meses.

Considerando que el déficit fiscal tendrá una reducción más rápida y que además estarán los recursos del FMI, no tendría justificación continuar con este tipo de financiamiento, que implica un importante nivel de emisión de pesos. Por supuesto que no es un tema exclusivo del BCRA, sino que el ministerio de Hacienda y el de Finanzas también deberán dar una señal en esa dirección, ya que son los que requieren ese financiamiento. "Cuando menos giremos al Tesoro mejor, porque estaríamos eliminando una variable inflacionaria del tablero", reconocen en la autoridad monetaria.

Los técnicos del Fondo también plantearon objeciones a fines del año pasado relacionadas con el atraso cambiario, producto de altas tasas que aplicaba el BCRA para contener la inflación. En el Artículo IV que se publicó a fines del año pasado, recomiendan un cambio en el mix de políticas públicas: más ajuste fiscal y menos presión sobre la política monetaria.

El ministerio de Hacienda y el de Finanzas también deberán dar una señal en esa dirección, ya que son los que requieren ese financiamiento

Se supone que la aceleración en la reducción del déficit de las cuentas públicas debería ayudar a descomprimir la presión sobre la tasas de interés, aunque difícilmente eso suceda antes de fin de año. Se trata, sin embargo, de un aspecto clave del acuerdo que se está negociando con el Fondo. Christine Lagarde, la número uno del FMI, pidió el último viernes "un plan macroeconómico claro", que incluye este tipo de cuestiones que eran observadas como "inconsistentes" por parte del staff del Fondo.

Qué dice e BCRA

Desde el BCRA, además, aseguran que las metas de inflación como método elegido para combatir la suba de precios es "innegociable". Y también parece opinar de la misma forma el Presidente Mauricio Macri, que la semana pasada le otorgó al Central el manejo pleno de la política monetaria para combatir la inflación. Claro que seguramente se revisarán las metas para adelante, ya que el 15% de este año estaría más cerca del 25% y el 10% previsto para el año que viene luce ya incumplible.

Sturzenegger: “Miren los agregados monetarios, estamos 5% abajo de los niveles de principio de año”

Ese mismo día, Sturzenegger ratificó que seguirá adelante con la política de tipo de cambio flotante y metas de inflación, que básicamente consiste en utilizar la tasa de interés como principal herramienta para dominar la inflación. Para el Fondo, sin embargo, es más importante poner mucho más el foco sobre la reducción del déficit que depender casi exclusivamente de las elevadas tasas de interés para conseguir ese objetivo.

El FMI, por otra parte, también exige un tipo de cambio real alto para efectuar los desembolsos. Pero la reciente suba de más de 20% del dólar busca ese objetivo. La incógnita es cómo logrará el Central que la inflación no se dispare luego de la fuerte devaluación del último mes. En ese escenario, la mejora del tipo de cambio real se terminará evaporando, como ya sucedió en episodios parecidos en 2014 y 2016, a la salida del cepo cambiario.

23
Mayo

EL VALOR DE LA CANASTA BÁSICA ALIMENTARIA CRECIÓ 24% EN EL ÚLTIMO AÑO.

Una familia tipo propietaria de una vivienda en la Ciudad de Buenos Aires debió contar en abril con un ingreso de $18.597,17 para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT) y evitar así caer en la pobreza, indicó hoy el Gobierno porteño. Ese mismo hogar precisó tener una entrada de $8.914,92 para acceder a la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y no ser indigente.

Según los datos del sondeo difundido por la Dirección General de Estadística y Censos (DGEyC), la Canasta Básica Total tuvo un incremento de 24,4% frente a abril del 2017, cuando tenía un costo de $14.949,3. A su vez, con relación a marzo último, el aumento para esa canasta, que delimita la pobreza, fue de 2,8%.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria para una familia tipo porteña, sin contar con el pago de un alquiler, registró una suba de 21,1% respecto de abril de 2017. Si se compara el costo con el de marzo pasado, el aumento fue de 1,18%.

Para una pareja de adultos mayores, ambos económicamente inactivos, y propietarios de la vivienda, la CBA en abril tuvo un valor de $4.501,30, por lo que aumentó 21,1% con relación al mismo período del año pasado. En tanto, para no caer debajo de la línea de pobreza, la CBT tuvo un valor de $9.276,1, lo cual representó un aumento de 25,8% en la comparación interanual.

Un hogar unipersonal, compuesto por un adulto varón de 25 años, económicamente activo y propietario de la vivienda, debió contar con al menos $2.922,9 para no ser indigente. Esa canasta registró un ajuste de 21,1% con relación a abril de 2017. Para no caer en la pobreza, el ingreso necesario fue de $6.764,05 durante abril, tras aumentar 28,1% frente al mismo período del 2017.

El informe también analizó el “intervalo de ingreso total familiar teórico por estrato” para un hogar de cuatro integrantes y estimó que para ingresar en el sector medio o “Clase media” la cifra mínima fue en abril de $29.341,70, mientras que el máximo fue de $93.893,43.

En el caso de la familia haber contado con un ingreso de entre $23.473,36 y $29.341,69, fue considerada como integrante del “Sector medio frágil”.

PDN

21
Mayo

ES POR LA FUERTE DEVALUACIÓN QUE EL GOBIERNO NO PUDO EVITAR. AÑO PÉSIMO PARA LOS TRABAJADORES.

DyN/Por la devaluación, en lo que va del año, un empleado de una empresa privada perdió 360 dólares.

Surge según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y proyecciones propias que reveló el diario Tiempo Argentino.

El salario promedio de los trabajadores privados de la Argentina se redujo en 360 dólares desde diciembre de 2017 al mes que está en curso.

En aquel entonces, la remuneración normal y permanente promedio de los asalariados privados alcanzaba $ 26.451 que, según la cotización del dólar al 1 de diciembre, equivalían a U$S 1504.

"Si bien los datos del SIPA se encuentran actualizados por el Ministerio de Trabajo sólo hasta febrero, cuando el salario promedio alcanzaba los $ 27.747, sobre la base de la evolución del salario privado que mide el Indec en los meses de enero y febrero de este año comparada con la misma evolución de esos meses en 2017, y transfiriéndola a los meses de marzo, abril y mayo, es posible proyectar que, a mayo, ese salario promedio se ubicaría en alrededor de $ 28.757 que, al tipo de cambio de $ 25,11 por dólar al cierre del viernes último, arroja un total de U$S 1145. Así se consagra un retroceso de U$S 360, equivalente a un 24% menos", revela el diario.

En el caso de que el salario hubiera quedado congelado a febrero, la pérdida absoluta en divisas llegaría hasta los 400 dólares. Por eso, en promedio, los asalariados privados perdieron el equivalente a un salario mínimo vital y móvil que, desde enero de este año, se sitúa en $ 9500 o 378 dólares.

En el caso del salario promedio de los empleados privados, el pico hay que buscarlo en diciembre del 2015 cuando los $ 15.813 de entonces equivalían a U$S 1628, los que cayeron abruptamente a U$S 1179 con la devaluación de mediados de ese mes, resignando 450 dólares. Un fenómeno similar en el período reciente se produjo en enero de 2014 cuando, devaluación mediante, el salario promedio de $ 9212 pasó de representar U$S 1406 a U$S 1148 retrocediendo, en apenas unos días, 258 dólares.

13
Mayo

EL PRIMER MINISTRO DE HACIENDA Y FINANZAS DEL ACTUAL GOBIERNO TUVO ESTOS DUROS CONCEPTOS EN UNA ENTREVISTA QUE CONCEDIÓ A LA CADENA CNN EN ESPAÑOL.

“Pedirle al FMI es como llevarte mal con tu suegro y tener que pedirle plata”, dijo el exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay en una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi, que emitirá el próximo domingo 13 de mayo por la noche CNN en Español.

“No es una buena noticia tener que acudir al FMI”, afirmó PratGay en el programa En Diálogo con Longobardi, tras dos semanas complejas en materia económica en Argentina, incluyendo el pedido de ayuda financiera del gobierno al Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Es un fracaso de la dirigencia política”, sentenció el primer ministro de Economía de Mauricio Macri en medio de una coyuntura financiera nacional marcada por la inestabilidad del dólar.

Prat-Gay llegó al Ministerio de Economía con la asunción de Mauricio Macri. Al año, el presidente le pidió la renuncia y desdobló el ministerio en dos carteras, Hacienda y Finanzas, que en la actualidad dirigen Nicolás Dujovne y Luis Caputo, respectivamente.

Página 1 de 63

investlateral