18
Enero

18 ENERO 2020 REPORTE24//

LA ENTIDAD CAMBIARÁ LA METODOLOGÍA DE LAS LICITACIONES LUEGO DE HABER APLICADO UNA BAJA EN LA TASA DE INTERÉS.

En su plan para desarmar el esquema que había dejado la administración macrista, el Banco Central (BCRA) ofrecerá al mercado Letras de Liquidez (Leliq) dos veces por semana a 7 y 14 días de plazo con el fin de "mejorar la transmisión en la tasa de política monetaria y favorecer un mejor control de las condiciones de liquidez". Hasta el momento, las subastas se efectuaban diariamente.

La determinación se conoció luego de que el ente rector dispusiera una nueva reducción del límite inferior de la tasa de interés de Leliq de dos puntos, por lo que pasó de 52% a 50%. Ahora, en un comunicado, la autoridad monetaria dirigida por Miguel Pesce señaló que las subastas se realizarán los martes y jueves con un único llamado diario, con lo que finalizará la modalidad actual de dos llamados por día hábil.

"En cada licitación, los agentes podrán cargar hasta un máximo de tres posturas, cada una con un monto mínimo de $10 millones", subrayó. Además, puntualizó que "las posturas, una vez ingresadas, no podrán ser modificadas ni canceladas por las entidades".

En tanto, el BCRA anunció que el coeficiente utilizado para el cálculo de la tasa de pases pasivos a un día se mantendrá sin cambios la próxima semana para luego, a partir del 27 de enero, reducirse. "Esto permitirá tender a un alargamiento de los plazos de maduración de los pasivos remunerados de este Banco Central", consideró el ente.

15
Enero

16 ENERO 2020 REPORTE24//

ES EL NÚMERO MÁS ALTO EN 28 AÑOS. EN COMPARACIÓN CON NOVIEMBRE, LA SUBA DE PRECIOS FUE DEL 3,7%, MOTIVADO POR EL ARRASTRE DE LA DEVALUACIÓN.

En lo que significó la cifra más alta en 28 años, el macrismo rompió su propio récord y la inflación acumulada de 2019 bordeó el 54%. Se trata de la cifra más elevada desde 1991 y aún más alta que la del 2018, cuando Cambiemos parecía establecer un tope máximo con el 47,6%.

De acuerdo al último informe del Indec, el Índice de Precios al Consumidor arrojó una suba del 3,7% en diciembre, número que completó el balance anual. En términos interanuales, el incremento de precios fue del 53,8%, motivado por el arrastre de la megadevaluación.

En 1991, bajo la presidencia de Carlos Menem, la hiperinflación había elevado los precios en un 81%. Luego, en 2002, la devaluación generó una inflación del 40%, cifra que igualó el macrismo en 2016 y superó ampliamente en 2018 y en 2019.

En comparación al mismo mes de 2018, el rubro salud se encareció 72,1%, comunicación un 63,9%, equipamiento y mantenimiento del hogar 63,7%, mientras que alimentos y bebidas creció 56,8%. Por su parte, prendas de vestir y calzado aumentó 51,9% y transporte 49,7%.

A pesar de que las cifras son inusitadas, podrían haber sido empeoradas por la gestión de Mauricio Macri. El documento oficial señaló que el segmento vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles saltó 39,4%. Por ser un año electoral, la gestión de Cambiemos postergó tarifazos en los servicios públicos para evitar un mayor costo político.

29
Diciembre

29 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

ARGENTINA NECESITA LOS DÓLARES PARA PAGAR LA DEUDA Y FINANCIAR SU CRECIMIENTO. CÓMO ES EL PANORAMA QUE ENFRENTA EL GOBIERNO DE ALBERTO FERNÁNDEZ.

POR ROBERTO FELETTI| En la columna anterior referíamos cómo el programa de Gobierno avanzaba, en el marco de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, a producir un efecto expansivo en la actividad a partir de una elevación relevante de los ingresos de los sectores de la población que padecen consumo postergado y, en simultáneo, se procuraba el cierre de la brecha fiscal por aumento de la recaudación en virtud de una mejora del ciclo económico. Esta búsqueda de equilibrio presupuestario expansivo la consideramos el paso inicial para el necesario ordenamiento macroeconómico de la Argentina.

El segundo frente a abordar es el sector externo, desmadrado durante el Gobierno de Cambiemos por una irresponsable apertura comercial y financiera del balance de pagos, sostenida por el endeudamiento con los mercados internacionales en el bienio 2016-2017 y por el FMI a partir del 2018 hasta la derrota electoral. Esta situación desembocó en un control de cambios mucho más duro que el recibido en 2015 y un horizonte de flujo de divisas que torna insostenible el pago de los vencimientos de deuda pública.

La recesión inducida por el programa de ajuste del Gobierno macrista permitió arribar a un final del 2019 con un superávit de la balanza comercial estimado en u$s 15.000 millones, sin duda importante pero consecuencia de la mencionada caída del nivel de actividad.

El desafío entonces es mantener un alto excedente de comercio exterior compatible con la reactivación del mercado interno y la capacidad de afrontar los vencimientos de deuda.

El escenario internacional y la inserción en el mismo juegan un rol clave en las cuentas comerciales. El mundo está inmerso en el desenlace de la crisis del 2008, que clausuró la etapa de globalización abierta en la posguerra fría a partir de 1989. El débil crecimiento económico que las naciones occidentales padecen desde hace una década pretende ser resuelto con una desarticulación de las relaciones de libre-comercio que signaron el período anterior, desembocando en un proteccionismo creciente, guerras devaluatorias y el abandono de bloques de integración económica.

La consecuencia del contexto descripto es el estancamiento del intercambio global, factor que complica la suba de las exportaciones como sendero general y que a la vez obliga a un cuidadoso seguimiento de las compras en el exterior.

Argentina padece la paulatina disolución del Mercosur como mercado interno ampliado por el cambio de rumbo decidido por Brasil, la histórica inviabilidad de encontrar complementariedad con la economía de EE.UU. y las dificultades geoestratégicas de avanzar en acuerdos más estrechos con China, aristas que complican un sendero claro de expansión de las ventas con el exterior.

Comprendiendo estos límites, la administración del comercio exterior se vuelve más relevante aún que en la tercera presidencia del anterior gobierno peronista. Como se señaló precedentemente, la balanza comercial es determinante de la reactivación interna y de la sustentabilidad del programa financiero. De hecho, la elasticidad importaciones/PBI en un modelo productivo es de 3 a 1, es decir, que para que el PBI crezca 1% las importaciones deberán aumentar un 3%. Por ende, el esfuerzo de regulación comercial es alto.

La evolución del comercio exterior a su vez condiciona la renegociación de la deuda pública, pues el flujo de divisas que allegue es la principal fuente de pago. Sustentabilidad de la balanza comercial y del programa financiero van de la mano, como también enfrentan a los exportadores y bonistas por la disponibilidad de dólares.

El desfiladero es angosto pero la potencialidad de la economía es enorme. Con el tiempo de crecimiento y organización de su intercambio comprendiendo el mundo vigente, la salida es posible.

22
Diciembre

22 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

EN SU CUENTA DE TWITTER, ALBERTO FERNÁNDEZ DIJO QUE PROPUSO LA INCORPORACIÓN DE UN ARTÍCULO QUE ESTABLEZCA “MECANISMOS DE COMPENSACIÓN DE LOS EFECTOS DE LOS DERECHOS DE EXPORTACIÓN PARA PEQUEÑOS PRODUCTORES Y COOPERATIVAS”.

El martes pasado el Gobernador le había presentado al Presidente de la Nación y al Ministro de Agricultura, un esquema de segmentación y reintegro de retenciones para pequeños productores.

El proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva -de Emergencia Económica- aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación, había incorporado, antes de su tratamiento, algunas modificaciones que en parte fueron propuestas conjuntas del gobernador Jorge Capitanich y empresarios del agro chaqueño.

Se trata de una de las modificaciones instruidas por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para compensar a pequeños productores y así lograr los acuerdos necesarios que permitan “mejorar la situación de quienes la están pasando mal”, tal como él mismo lo comunicó en su cuenta oficial de Twitter este jueves.

La iniciativa legislativa sumó sugerencias que el Gobernador del Chaco le presentó al Presidente y al ministro de Agricultura, Luis Basterra, en un documento que contempla un esquema de segmentación y reintegro de retenciones.

Esto fue posible a raíz de que el lunes pasado el mandatario chaqueño recibió a representantes de la Federación Agraria, de la Federación Chaqueña de Sociedades Rurales (Fechasoru) y de distintas cooperativas que solicitaron la reunión para elaborar alternativas al esquema de retenciones del proyecto, para que Capitanich puediera mostrárselas a las autoridades nacionales.

“En conjunto analizamos el escenario que implicaba la actualización de topes fijos al esquema de derechos de exportación, y coincidimos en la necesidad de segmentar el esquema de retenciones”, señaló Capitanich.

Ese documento chaqueño, devenido en la última modificación incorporada por el bloque oficialista de diputados, se compone por dos medidas centrales: a) un esquema de reintegro según el tamaño de los productores; y b) distancia del productor a los puertos centrales del país, para que a mayor distancia sea menor la retención, también con el esquema de reintegro.

“El martes cuando firmamos la suspensión del pacto fiscal, le presenté el documento que elaboramos con la Federación Agraria y Fechasoru al presidente Alberto Fernández, quien me solicitó que haga lo propio con el ministro Basterra”, amplió el gobernador.

Este jueves el Presidente informó en Twitter la modificación: “propuse incorporar un artículo que disponga que el Poder Ejecutivo deberá establecer mecanismos de compensación de los efectos de los derechos de exportación específicos para pequeños productores y cooperativas”.

Después de una maratónica sesión en Diputados, finalmente el oficialismo logró la media sanción del proyecto de ley que este viernes se encamina a ser aprobado en el Senado de la Nación.

Página 1 de 103