30
Enero

30 ENERO 2020 REPORTE24//

CIENTÍFICOS DEL CONICET DESARROLLAN EL PRIMER TEST DE RIESGO GENÉTICO DE ARGENTINA

Una pequeña muestra alcanza para proyectar tendencias a portar futuras enfermedades y otros datos valiosos. La bioinformática abre las puertas a la medicina de precisión. Diálogo con el especialista Adrián Turjanski.

Por Pablo Esteban//Hace apenas unos días, Bitgenia –compañía de base tecnológica– presentó al mercado el primer test de riesgo genético. El sistema es sencillo y brinda información valiosa: desde la predisposición a desarrollar enfermedades específicas, así como también, arroja datos alimenticios y tendencias para lesiones y cualidades deportivas. Turjanski es doctor en Química (UBA) y director científico de la empresa que aglutina jóvenes universitarios, becarios e investigadores de carrera del Conicet.

-Junto a su equipo, desarrolló el primer test de riesgo genético en Argentina. ¿De qué se trata?

-En el genoma de cada persona está la información que determina aquello que somos. Esto, por supuesto, también dependerá del ambiente, es decir, de los contextos y de las historias que atraviese cada quien. Esos datos guardados que constituyen el ADN no son iguales para todos; somos 0.1% diferentes y el porcentaje, aunque parezca mínimo, determina desde una diferencia en el color de pelo hasta nuestra tendencia a tener ciertas enfermedades, nuestra respuesta frente a los nutrientes que ingerimos todos los días, así como también nuestra predisposición para la actividad física. El test es una herramienta que se carga con información genética, que es analizada por un software que, después de un tiempo, emite un resultado. Es un servicio que al comienzo lo prestamos de manera gratuita a hospitales, médicos particulares y laboratorios. Lo primero que hicimos fue emplearlo para el diagnóstico de enfermedades raras o poco frecuentes.

-Será de gran ayuda para los médicos…

-Seguro. Al momento de trazar un diagnóstico determinar las bases genéticas que hacen que un paciente desarrolle una determinada enfermedad es muy importante. Conocer es empoderarse y cuando la gente conoce su ADN está haciendo un poco esto, porque puede decidir sobre su vida con mayor información. Podemos saber, por ejemplo, si vamos a tener problemas de colesterol en un futuro y la necesidad de planificar dietas estrictas. Lo mismo sucede con la hipertensión o la respuesta a la lactosa.

-¿Qué dice y qué no dice el genoma?

-Cada día aprendemos más qué es lo que dice, pero hasta hace un tiempo no sabíamos bien cuáles eran sus potencialidades. En el caso del test no dice todo –ello sería imposible– pero arroja predisposiciones: el individuo “x” es del tipo de gente que probablemente sufra mareos; el “y” tendrá tendencia a ser portadora de tal enfermedad. Establece probabilidades de riesgos respecto de la media poblacional. En mi caso, por ejemplo, me enteré que estoy dentro del 5% de la sociedad que tiene chances de tener glaucoma, presión intraocular. Como sé que es una enfermedad tratable fui al oftalmólogo a que revisara mis ojos. En tres minutos me vio y me dijo que estaba normal, pero que necesitaba un control periódico riguroso.

-Si quisiera hacerme el test ahora mismo, ¿qué debería hacer?

-Ordenarlo en nuestro sitio (https://www.bitgenia.com/ ). Te llegará una caja a tu casa, escupís en un tubito y lo volvés a cerrar. Luego das aviso para coordinar que lo vayan a buscar. Eso viene a nuestro laboratorio y en 45 días aproximadamente están los resultados que pueden leerse a través de la misma página. El kit cuesta 20 mil pesos.

-Es caro, inaccesible para muchos. ¿Tienen un plan para abaratar el precio?

-Es caro, el dólar es caro. Ofrecemos planes de pago en cuotas y descuentos en efectivo. Trabajamos para reducir nuestros costos, pero la realidad es que no existe en la región un test tan completo.

-¿Qué ocurre con la privacidad? Porque es información sensible...

-El usuario firma un consentimiento. Allí escoge permitir el acceso a la información –que está buenísimo porque nos permite comenzar a cruzar datos y ajustar más el producto–; pero también puede negarse. El único que vincula la información con una identidad personal es el usuario cuando se registra. Para nosotros, cuando brindamos el servicio, la persona no representa más que un código de barras.

“Mientras estudiaba en Exactas (FCEN, UBA) fui al Instituto Leloir. Tenía 18 años y quería hacer experimentos, probar qué tan bueno era con las manos. Enseguida descubrí que era pésimo, aún me deben recordar como aquel chico que hacía desastres”, suelta con gracia. Con la carrera más avanzada se reencontró con su viejo amor y viró levemente hacia la química computacional, pero sin abandonar la biología. Se recibió, realizó su doctorado en la misma Universidad y, más tarde, llegó el turno de viajar a EEUU. “Tuve una buena experiencia en el Instituto Nacional de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y decanté en una disciplina denominada Bioinformática, esto es, utilizar una computadora para analizar datos biológicos”, relata. Llegó a Estados Unidos en 2005 cuando ya se había decodificado el genoma humano, objetivo para el que la superpotencia había desembolsado nada menos que tres mil millones de dólares. Sus aplicaciones en el campo de la salud constituían una fuente de promisorias y doradas riquezas. “Se creyó que cuando se resolviesen las claves del genoma, la humanidad encontraría respuestas para cada uno de sus problemas, pero vemos que ello no pasó. Se dieron cuenta tarde que no alcanzaba con leer un genoma sino que había que secuenciar muchísimos para realmente entender qué ocurría; me refiero a estudios poblacionales con miles y miles de personas”, explica Turjanski. Lo que ocurría era sencillo de contemplar: a pesar de las ilusiones deterministas que pululaban –y todavía lo hacen– las personas son mucho más complejas que su mero ADN.

Volvió repatriado en 2008, cuando la situación en ciencia y tecnología comenzaba a ver la luz. Con el MinCyT recién estrenado, Cristina Fernández declaraba al programa Raíces una política de Estado; el gobierno invitaba a los investigadores argentinos radicados afuera a que regresen. Turjanski fue el número 600 y le solicitaron que prepare un discurso: “Siempre voy a recordar ese momento. Agradecí mucho y hacia el final dije que volvía porque había alguien que quería que volviese. Y ese alguien era el Estado, que volvía a confiar en los científicos como trabajadores imprescindibles para el progreso”. El Ministerio había identificado a la Bioinformática como un campo de referencia, así que al regresar tomó un cargo docente en la UBA y participó de la creación de una plataforma genómica con el propósito de empezar a leer genomas y examinar los datos obtenidos. Se secuenciaron los primeros y, con la colaboración de médicos del hospital Ramos Mejía, se realizó el primer diagnóstico de enfermedades genéticas hereditarias en el país.

Hoy tiene 46 años, es Investigador del Conicet y coordinador nacional del Sistema Nacional de Datos Genómicos. Además, se desempeña como Director científico de Bitgenia, la empresa de base tecnológica que despliega un programa de medicina de precisión y que como parte de ese propósito lanzó el test de riesgo genético al mercado. “Nada de lo que conseguimos hubiese ocurrido sin el apoyo del Estado. El mío constituye un buen ejemplo de cómo es posible articular una política científica a largo plazo y obtener buenos resultados. Hoy Argentina cuenta con una política de datos genómicos”.

FUENTE: PÁGINA12

29
Diciembre

 

29 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

¿CUÁLES SON LOS GRANDES DESAFÍOS QUE LA INDUSTRIA TECNOLÓGICA INTENTARÁ RESOLVER EN LOS PRÓXIMOS DOCE MESES? PARA LOS CONSULTORES DEL RUBRO, LOS PRINCIPALES SON TRES: AVANZAR CON LA PROMESA DE MEJOR CONECTIVIDAD Y NUEVOS SERVICIOS 5G; CONFIRMAR QUE LA “SUPREMACÍA CUÁNTICA” ES REAL Y MEJORAR EN FORMA EFECTIVA LA PROTECCIÓN DE LOS DATOS DIGITALES PERSONALES.

RDN|Aunque se habla de 5G desde hace ya un par de años, hasta ahora los desarrollos hechos en un puñado de ciudades del mundo ostentan la calidad de “pruebas de concepto” o “demos”. Pero los grandes proveedores de infraestructura de telecomunicaciones esperan que el 2020 sea, finalmente, el año en el que la fase experimental deje paso a la etapa de comercialización.

En el primer mundo el momento clave se dará cuando Apple haga el lanzamiento de su primer modelo iPhone 5G. Hasta ahora hay en el mercado un puñado de modelos de compañías como Samsung, Xiaomi o Huawei y promesas de otras como Motorola. Y prácticamente todas esperan que el 5G reanime sus ventas que, a grandes rasgos, llevan dos años de estancamiento. En este salto comercial del 2020 queda aún una incógnita: ¿podrá participar la empresa china Huawei, una de las dos grandes proveedoras en materia de infraestructura tecnológica 5G, superando las diferencias comerciales entre su país de origen y EE.UU.?

Durante el próximo año también se podría confirmar alguno de los anuncios de compañías como Google o IBM, cuyos científicos aseguraron haber logrado avances significativos en computación cuántica. En concreto, Google dijo tener evidencias de que en sus experimentos obtuvo “supremacía cuántica”, un hito que se verificaría cuando una computadora cuántica supere en capacidad a la más potente de las supercomputadoras tradicionales. Sin embargo, este resultado es, todavía, cuestionado por muchos científicos informáticos.

Otro punto complejo para el negocio tech en 2020 está dado por lo que pasará con el todavía mínimo mercado de los autos autónomos que no necesitan conductor. Aunque hay varias opciones todavía hay dudas sobre si es posible, y segura, la masificación de vehículos inteligentes que puedan hacer recorridos sin intervención de un conductor humano.

Finalmente, otro ítem que será un campo de batalla durante el 2020 será el de la protección y uso de los datos personales de millones de usuarios por parte de las empresas de servicios tech. De hecho, ONGs respetadas como Amnistía Internacional afirman que “el modelo económico seguido por compañías como Google y Facebook basado en la vigilancia y en la geolocalización son una amenaza sistémica a los derechos humanos”.

En ese marco, varios países de la Comunidad Europea están realizando investigaciones sobre los procedimientos que usan muchas de las empresas y estudiando cómo aplicarles el aún reciente reglamento europeo sobre protección de datos personales.Capitanich remarcó su vocación de trabajo junto a los 69 municipios: “Vamos a trabajar con todos los intendentes sin discriminación de signo político. Queremos trabajar con todos y entre todos para poner a la Argentina de pie, a Chaco de pie, por la grandeza de la patria y la felicidad de nuestro pueblo”, finalizó.

 

24
Diciembre

24 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

“EL FUTURO DE LA FOTOGRAFÍA SON LAS FOTOS COMPUTADAS”. Y ESTA FRASE –QUE PARECE UN TRABALENGUAS– ES UNA BUENA SÍNTESIS DE LA TENDENCIA TECNOLÓGICA ACTUAL, QUE REFLEJA CÓMO LOS SMARTPHONES ESTÁN INCORPORANDO CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS QUE LES PERMITEN TOMAR IMÁGENES, Y TAMBIÉN VIDEOS, QUE HASTA AHORA ERAN PRIVATIVOS DE LA FOTOGRAFÍA PROFESIONAL Y DE LAS CÁMARAS CON ÓPTICAS DEL TIPO RÉFLEX.

El responsable de esta predicción sabe de lo que habla: se trata de Judd Heape, director del equipo Camera, Computer Vision and Video del fabricante de microchips para smartphones y dispositivos en Qualcomm, la compañía responsable de crear el cerebro electrónico que impulsa a los smartphones de alta gama de las principales marcas.

Y al concepto de un teléfono celular como sinónimo de equipo fotográfico de calidad Heape le sumó otra idea llamativa, que también moldea esta tendencia: “Antes una familia poseía una única cámara fotográfica de calidad. Ahora cada miembro de esa familia puede llevar, en su celular, hasta cuatro o cinco cámaras o lentes diferentes”.

Esta explicación –brindada durante la reciente cumbre Snapdragon Tech Summit, que la compañía fabricante de chips para dispositivos Qualcomm organizó en Hawái– se basa en que los celulares de nueva generación traen incorporados ya no uno sino cuatro o cinco lentes de diferente tipo. “Estas ópticas, combinadas con el software adecuado, permiten al usuario tomar imágenes y videos de calidad en diferentes situaciones, que van desde retratos, con fondos desenfocados, hasta una panorámica. Y también se suman lentes especializados en fotos macro, para tomar detalles de objetos desde muy cerca”.

Algo similar afirma Pablo Brancone, responsable de producto de la firma Motorola. “Lo que prevemos es que, a la velocidad con que mejoran las prestaciones de las cámaras de celulares, en pocos años los equipos del tipo DSLR profesional solo quedarán para ciertos nichos, como la fotografía deportiva o social profesional. Pero la mayoría de los usuarios dejarán de usar cámaras de tipo réflex”.

¿Cuándo ocurrirá esto? Pronto, ya en los primeros meses del próximo año, Qualcomm comenzará a distribuir a los fabricantes de teléfonos su plataforma 865 5G. Este microchip tiene –entre otras características de diseño– una serie de features preparados para facilitar que los celulares se conviertan en cámaras semiprofesionales. De hecho, algunos fabricantes hicieron demos con celulares capaces de tomar fotos de hasta 108 megapíxeles de resolución, y en próximos modelos será usual hacer fotografías de hasta 200.

¿Hasta dónde llegará esta tendencia en los próximos años?, preguntó PERFIL a Heape. “En los próximos tres o cuatro años vamos hacia un escenario que hará que las cámaras fotográficas DSLR queden circunscriptas a unos pocos profesionales. Los usuarios comunes preferirán la practicidad del teléfono, sumado a que este podrá tomar imágenes profesionales. Los consumidores abandonarán las cámaras tradicionales”.

23
Diciembre

23 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

EL INVESTIGADOR Y METALÚRGICO MISIONERO WALTER ROSNER, CREÓ Y FABRICÓ UN REACTOR QUE FUNCIONA A ALTAS TEMPERATURAS Y CONVIERTE EN COMBUSTIBLE PARA VEHÍCULOS Y MÁQUINAS EL PLÁSTICO COMÚN DE LOS ENVASES Y OTROS ORÍGENES.

Según da cuenta el portal Vía Oberá, el invento le permitió a Rosner, también dar una solución al grave problema de los envases de agroquímicos, como el glifosato, que son contaminantes. Rosner los compacta y los reutiliza reciclándolos como combustibles y carbón. Se necesitan unos 10 kilos de plástico para obtener 9 litros de combustible.

De un kilo de plástico, el 5 % es carbón y el 95 % “petróleo crudo”. A su vez, de este petróleo crudo, extrae el 50 % de nafta, el resto es kerosene, aceite, brea para asfalto y gasoil. Propuso una planta en cada municipio, a escala de su cantidad de basura, para alimentar sus máquinas y vehículos.

Su reactor procesa 30 kilos de plástico en un tiempo aproximado de 90 minutos. “Hay plásticos de dos horas, y otros de 45 minutos”, dijo. Los diferentes plásticos producen distintos combustibles: gasoil, nafta y aceite.En los costos se incluye el consumo de leña para la caldera, que representa 60 kilos de madera para 30 kilos de leña. Como junto al combustible también sale agua, es necesario un proceso de destilación y purificación, para separar el gasoil o nafta.La máquina creada por Rosner también reutiliza el gas, que es el primer elemento que se desprende del plástico a altas temperaturas en ausencia de oxígeno. Esa descomposición química en el reactor elimina los gases del plástico y genera el combustible.

La investigación

Rosner viajó hace dos años a Europa, donde vio cómo clasificando la basura y su combustión. Se preguntó cuál era la ganancia al ver que se pagaban 50 centavos por cierta cantidad de plásticos. Investigó entonces el proceso de pirólisis, ya de regreso a la Argentina.

Investigó sobre los plásticos, como derivados del petróleo. “Esto no lo sabía, aunque recordaba de la escuela que los plásticos estaban dentro de los subproductos del petróleo“, dijo el inventor. Para dar un ejemplo de lo que significa este invento, Rosner dijo que en su casa se generan unos 8 kilos de desechos plásticos semanales, con los que es posible obtener 5 litros de nafta.

Desarrollo de la idea

Contó que construyó un reactor que acelera el proceso de descomposición del plástico. De 500 años adelanté la descomposición a tres horas. “En tres horas tenés combustible aptos para los autos, máquinas, grupos generadores, motosierras”, explicó.

Comenzó en pequeña escala con un destilador chico y mezclaba el producto. Estudió la destilación y los gases en diversos libros y sitios de Internet. Como metalúrgico, al no haber antecedentes de máquinas similares en Argentina, Rosner inventó este reactor que convierte el plástico en combustible.

La nota fue realizada por el programa “La Chacra en Progreso”, que conduce el médico veterinario Rubén Colucci junto al periodista Daniel Orloff. Colucci es coordinador de la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU) con sede en San Vicente.

(InfoGEI)Jd

Página 1 de 13