22
Noviembre

23 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

EN LA ARGENTINA, EL 73,4% DE LAS MUERTES Y EL 52% DE LOS AÑOS DE VIDA PERDIDOS POR MUERTE PREMATURA OCURREN POR ENFERMEDADES CRÓNICAS NO TRANSMISIBLES (ECNT). ES DECIR, POR TRASTORNOS PREVENIBLES EN GRAN MEDIDA.

“Las ECNT comparten los mismos factores de riesgo, de los cuales los cuatro más importantes son el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, la alimentación inadecuada, la inactividad física y el uso nocivo de alcohol”, se explica en la 4a Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, dada a conocer recientemente. Una de esas ECNT es la diabetes, cuya prevalencia en el país pasó del 9,8% en el 2013 al 12,7% en el 2018. Un aumento muy significativo, sobre todo si se lo correlaciona con otros dos, que van de la mano: sedentarismo y sobrepeso u obesidad.

RDN|A nivel mundial, más del 25% de los adultos no alcanza un nivel de actividad física suficiente, es decir que aproximadamente 1,4 mil millones de adultos están en riesgo de desarrollar ENT y de morir de manera prematura por tener una vida sedentaria. La prevalencia de una baja actividad física en la Argentina es, de acuerdo con la 4a Encuesta de Factores de Riesgo, del 44,2%, lo cual indica una reducción significativa respecto al valor en 2013 (54,7%): a mayor edad y menores posibilidades socioeconómicas, menor actividad física. Por otro lado, la prevalencia de exceso de peso es del 61,6%, superior a la registrada en el año 2013, cuando era del 57,9%. “Los datos son alarmantes si se tiene en cuenta que la obesidad entre adultos creció de un 20,8% a un 25,3% en tan solo cinco años”.

Tal como lo describe la Secretaría de Salud de la Nación: “La diabetes mellitus se presenta como una epidemia mundial relacionada con el rápido aumento del sobrepeso y la obesidad, favorecidos por la alimentación inadecuada, el sedentarismo y la actividad física insuficiente, sumado al crecimiento y envejecimiento de la población a nivel global. Se estima que, el número total de personas que la padecen se elevará de 425 millones en el 2017 a 629 millones en el año 2045 en todo el mundo, siendo una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura. En América Central y del Sur, un 44,9% de las muertes debidas a esta enfermedad se producen antes de los 60 años. La principal causa de muerte son las complicaciones cardiovasculares”.

Revolución en diabetes: logran diseñar cápsulas de insulina

“Esta es la primera encuesta que se hace con controles de glucosa (azúcar) en sangre y mediciones de presión arterial explica -Gabriel Lijteroff, director del Comité Científico y ex presidente de la Federación Argentina de Diabetes, FAD-. Los datos obtenidos son alarmantes”.

Para resumir, hay tres tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 (alguna vez insulinodependiente o infanto-juvenil), la diabetes tipo 2 (o mellitus) y la diabetes gestacional. “En la diabetes tipo 1 hay una ausencia casi total de insulina, por lo cual es necesario aplicársela diariamente. Mayormente aparece en la infancia y adolescencia y constituye el 10 % de los casos - explica Lijteroff Jefe de diabetología del Hospital Santamarina, de Monte Grande-. El otro 90%, suele desencadenarse entre la tercera y cuarta década de la vida, aunque es cada vez más frecuente en niños y adolescentes debido a los malos hábitos, que acompañan a una predisposición genética. Quienes tienen este tipo de diabetes precisan medicarse con comprimidos y, eventualmente, con insulina”. El tratamiento, común a todos los tipos de diabetes, incluye un cambio de hábitos en el que la alimentación saludable y la actividad física regular y constante son básicas.

El diagnóstico de diabetes se hace a partir del examen de glucosa en sangre. La glucemia normal es la que está dentro del rango que va de los 70 miligramos por decilitro (mg/dl) a los 110 mg/dl: “Salvo algunas situaciones en la que están presentes ciertos factores de riesgo y entonces se aceptan hasta 100 mg/dl”, advierte Lijteroff.

La inmensa mayoría de las complicaciones crónicas de la diabetes se relacionan con el compromiso vascular, es decir, con la obstrucción de vasos sanguíneos que, según donde ocurran, podrán afectar al corazón, la visión, la función de los riñones o dificultarán la llegada de sangre a los miembros inferiores del cuerpo.

Avisos y alarmas. El atlas de la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) muestra que la cantidad de personas adultas con diabetes aumentó en todo el mundo de 108 millones en 1980 a 422 millones en el año 2014, lo que implica un aumento del 28% y medio en la prevalencia (y sin contar los últimos cuatro años, no cuantificados aún). A esto se le deben sumar otros 352 millones de personas que tienen algún tipo de estadio previo a la enfermedad, popularmente conocido como prediabetes, intolerancia a la glucosa. El futuro sigue siendo preocupante: se calcula para el año 2045 habrá 531 millones de personas con este diagnóstico.

En el último congreso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), que terminó el 2 de noviembre en Panamá, los especialistas le dieron énfasis especial al análisis de la situación de la prediabetes.

“Se la define así cuando aparece una glucemia alterada en ayunas que se ubica entre los 100 y los 125 mg/dl entre quienes presentan factores de riesgo, como sobrepeso u obesidad, hipertensión, dislipidemia, entre otros”, detalla Lijteroff. Además, los diabetólogos tienen en cuenta cuando, en la prueba de tolerancia a la glucosa alterada, a las dos horas de ingerir un preparado con glucosa los análisis de la persona muestran valores de glucemia que se ubican entre los 140 y los 199 mg/dl. “Esto nos permite reconocer la predisposición de una persona a padecer diabetes diez años antes de que aparezca la enfermedad como tal, y podemos actuar para prevenirla, atrasar su llegada, o minimizar las complicaciones cuando aparezca”.

Investigación acelerada. Con una enfermedad que sigue en aumento y que a su vez conlleva una cantidad de trastornos asociados, de tipo cardiovascular, renal, circulatorio, ocular, articular, nervioso, las investigaciones en los laboratorios apuntan a los más diversos blancos. Desde la posibilidad de hallar cómo reducir el riesgo de padecer diabetes hasta métodos más amables para medir la glucosa en sangre, pasando por nuevos medicamentos.

La enfermedad es causada por una combinación de estilo de vida y de factores genéticos que juntos resultan en altos niveles de azúcar en la sangre. Uno de esos factores genéticos es una variación en un gen llamado SLC30A8, que codifica una proteína transportadora de zinc. Este mineral es, a su vez, esencial para garantizar que la insulina (la única hormona que puede reducir los niveles de azúcar en la sangre) tenga la forma correcta en las células beta del páncreas.

Hace ya una década que grupos de investigadores lograron comprobar que cambios en ese gen pueden reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2. Pero no sabían cómo. Ahora, dos estudios arrojan algo de luz sobre el misterio. .

Mientras tanto, los especialistas siguen poniendo el acento en la prevención, por un lado, y en el cambio de estilo de vida, por el otro. Durante el congreso llevado a cabo en Panamá, una investigación mostró cómo los adolescentes con más acceso a la tecnología tienen peor control metabólico. Es decir que aún cuando tienen acceso a dispositivos para monitorear sus niveles de glucosa durante 14 días sin tener que pincharse a diario, no los utilizan. “Educar acerca de la enfermedad y sus riesgos”, resumen los especialistas. “Educar acerca de cómo alimentarse y de la importancia de hacer actividad física”, enfatizan.

“En la práctica el gran desafío es no perder de vista que siempre hay una persona”, resume Lijteroff. Y concluye: “Tenemos tecnología, nuevas insulinas, flamantes medidores, hay una variada oferta de nuevas estrategias farmacológicas, pero lo que uno comprueba con los años es que hay que trabajar muchísimo con cada persona. Es imprescindible saber hacer un acompañamiento positivo”.

Por la insulina. El gen SLC30A8 codifica una proteína transportadora de zinc, mineral fundamental para la insulina. Un grupo de científicos del Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, reclutó a miembros de familias que tienen una mutación rara de dicho gen, y estudiaron cómo responden al azúcar contenida en las comidas.

Los resultados muestran que las personas con la mutación poseen niveles de insulina más altos, y más bajos de azúcar, lo que reduce su riesgo de sufrir diabetes. Por otro lado, una colaboración internacional de 50 investigadores de diferentes países europeos para estudiar células pancreáticas con y sin la mutación trata de comprender mejor el funcionamiento del gen SLC30A8. Y hallaron que la mutación del gen tiene consecuencias tanto en funciones clave de las células como en el desarrollo de las mismas, lo cual a su vez puede conferir riesgo o protección ante la diabetes tipo 2.

Una mejor comprensión de los mecanismos genéticos detrás de la enfermedad podría permitir hallar nuevas formas de prevenirla e, incluso, de tratarla.

19
Noviembre

19 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

SEGÚN LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS), EL MUNDO ENFRENTA MÚLTIPLES RETOS QUE ABARCAN, DESDE BROTES DE ENFERMEDADES QUE PODRÍAN PREVENIRSE A TRAVÉS DE LAS VACUNAS, EL INCREMENTO DE LA OBESIDAD Y EL SEDENTARISMO, HASTA LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL, EL CAMBIO CLIMÁTICO Y MÚLTIPLES CRISIS HUMANITARIAS.

Por Mgter. Pablo Rivarola*/Este año, el organismo estableció las 10 amenazas que enfrenta el mundo en materia de salud. Frente a ellas, instituciones y gobiernos deberían formular sus planes estratégicos.

Es necesario, en relación al informe publicado por la OMS, ofrecer una mirada sociológica y sin duda política, ya que los efectos de lo que nos está alertando este organismo no es ajeno en absoluto a las voluntades de los seres humanos.

Muchos años atrás se identificaban enfermedades sobre las que no había un conocimiento científico ni epidemiológico acabado. Y sobre las cuales la población debía alertarse y prevenirse. Si bien estas situaciones pueden producirse nuevamente, ¿qué sucede con aquello que ya se conoce?

La contaminación ambiental, por ejemplo, no es un fenómeno del que seamos ajenos. 9 de cada 10 personas respira aire contaminado. Tampoco desconocemos el impacto de las enfermedades no transmisibles, con una tasa de mortalidad altamente elevada en la población. La diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas son responsables de más del 70% de las muertes anuales en todo el mundo, es decir, de 41 millones de personas. Otras pandemias, como la Influenza y su virus en constante mutación, la falta de recursos y atención básica en los sectores vulnerables alrededor del mundo, o la complejidad de nuevas cepas que conllevan a una resistencia microbacteriana, son también parte de las preocupaciones modernas de la medicina tradicional.

A su vez, enfermedades como el ébola u otros patógenos con alta tasa de mortalidad, o la débil atención primaria y falta de infraestructura, sumado a las dudas de un sector de la población al respecto de las vacunas, son parte de los desafíos que reconoce el organismo y que son realidades a las que no estamos ajenos.

Por otra parte, los movimientos migratorios originados por conflictos políticos, favorecen a la vulnerabilidad extrema de los más débiles, como los ancianos y los niños. Sus efectos -cuando no se trata de migraciones planificadas y económicamente sustentadas- generan efectos irreparables en los vínculos y las emociones, derivando en un debilitamiento de las personas. No se debe olvidar que la concepción de salud no es sólo física, sino que la OMS reconoce la integralidad de la persona y por tanto el impacto psíquico de éstos desplazamientos genera secuelas en las comunidades.

Sin duda, los 10 desafíos prioritarios deberían constituirse como un mensaje mundial que impacte en los diferentes sistemas de salud de todos los continentes e involucren a cada país según sus posibilidades estructurales, económicas, sociales, culturales y educativas.

*Decano de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Siglo 21.

23
Octubre

23 OCTUBRE 2019 REPORTE24//

EL MES DE OCTUBRE SE CONOCE COMO EL “MES ROSA” PORQUE ESTÁ DEDICADO ESPECIALMENTE A DIFUNDIR INFORMACIÓN CON RESPECTO A LA PREVENCIÓN CONTRA EL CÁNCER DE MAMA. SE ESTIMA QUE UNA DE CADA 8 MUJERES DESARROLLARÁ ESTE TIPO DE ENFERMEDAD A LO LARGO DE SU VIDA.

La incidencia de cáncer de mama se encuentra en aumento en el mundo debido a varios factores. Argentina es el segundo país de la región con mayor prevalencia de la enfermedad y en la actualidad se registran 19 mil nuevos casos por año. Los varones representan el 1% del total.

NO TE PIERDAS "PASARON COSAS" CON JULIO MOLISANO

EN ESTA ENTREGA TE MOSTRAMOS COMO PATOTEAN A LOS TRABAJADORES DE SAMEEP, COMO TRUCHAN LAS ELECCIONES DE GREMIO LEGISLATIVO Y MÁS HACÉ UN CLIC EN LA IMAGEN

“Aumentó la incidencia por un lado por el aumento de la expectativa de vida. Por otro, la mamografía que es el estudio de diagnóstico principal mejoró mucho y se hizo más masivo, por lo que más mujeres concurren a hacérselo antes de que se palpen algo y esto permitió desde los ochenta que incrementara el diagnóstico de lesiones que antes no veíamos”, explicó a PERFIL Juan Luis Uriburu, Jefe del Servicio de Mastología del Hospital Británico (MN:72558).

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en Argentina, con más de 5.800 casos al año

La medida de prevención más efectiva es la mamografía, un estudio que se realiza por primera vez a los 35 años y luego cada año a partir de los 40, según recomendaciones de la Sociedad Argentina de Mastología (SAMAS) y de la Sociedad Argentina de Radiología (SAR). “Al haberse masificado este estudio el diagnóstico se lleva a cabo más temprano y el cáncer se detecta en gran parte es en estadio iniciales, por lo que la gran mayoría se pueden curar y con tratamientos menos agresivos” precisó el experto en mastología.

Antes de eso, la mujer se revisa con estudios ginecológicos como mamarios anualmente, especialmente si se cuentan con antecedentes familiares, puesto que en ese caso los chequeos se empiezan 10 años antes que la edad de diagnóstico del pariente. Cabe destacar que existe el especialista concreto para el estudio de mamas: el mastólogo, a quien se debe consultar ante una duda.

Además, los expertos recomiendan el autoexamen mamario, que debe llevarse a cabo una vez al mes a través de una palpación simple. “Es bueno para que la mujer se conozca, a sus mamas, y para que tenga la disciplina del recuerdo para hacerse el chequeo anual y si nota algo raro consulte”, destacó Uriburu.

autoexamen de mamas

El autoexamen de mamas permite a la mujer tener presente la prevención y detectar bultos. (Fuente: IVI Buenos Aires.)

Cómo hacerse uno en cinco sencillos pasos:

   Colocar las manos en las caderas y presionar de modo firme el pecho mientras una se inclina hacia adelante.

   Realizar la misma maniobra con los brazos alzados para observar los cambios en esta posición.

   Presionar el pezón para detectar si hay salida de fluido anormal.

   Con una mano detrás de la cabeza y estando parada, explorar la mama con movimientos circulares desde la axila hasta el pezón.

   Realizar todos los pasos anteriores pero estando acostada con una almohada bajo la espalda.

El autoexamen debe realizarse siempre en la misma fase del ciclo, preferentemente entre 7 y 10 días después de la menstruación. Esto es porque los cambios hormonales afectan a las mamas y puede haber diferencias en la palpación. En el caso, de tener la menopausia, estar embarazada o en período de lactancia se debe elegir el mismo día cada mes sin depender de otros factores.

Primera "caminata rosa" contra el cáncer de mamas en Villa Lugano

Otros factores que presdisponen al cáncer de mama son el sedentarismo, la obesidad y un estilo de vida poco saludable. “La mayoría de los tumores de mama son hormonodependientes, es decir, dependen de estímulos hormonales que en general parten de los ovarios. Pero hay otros tejidos que pueden convertir hormonas periféricamente y no en la glándula que los produce, uno de ellos el tejido graso o adiposo”, indicó Uriburu.

Sin embargo, a diferencia de los otros factores de riesgo mencionados anteriormente, estos últimos sí son modificables. “Hacer ejercicio dos o tres veces por semana, aunque sea una caminata colabora para eliminar peso. Es algo que está en nuestras manos, que podemos trabajar en la prevención y no es tan complejo”, destacó el especialista.

Qué significa el lazo de color rosa de la lucha contra el cáncer de mama

Otra medida de prevención menos conocida es cuidar la dieta. “Seguir las pautas de la alimentación mediterránea podría reducir en un 30 por ciento la aparición de cáncer mama, según reveló un estudio realizado por el GEICAM, en España”, indicó a PERFILTeresa Cóccaro, licenciada en Nutrición (MN: 5705).

“Es importante destacar que si bien los alimentos no curan, si se combinan correctamente unos con otros son grandes aliados para la salud”, agregó la licenciada en Nutrición. Esto es incluir a la dieta productos antioxidantes (como frutas y verduras) y aquellos que contienen Omega en todas sus formas (como pescados, frutos secos y aceites de oliva) por sus propiedades antiinflamatorias y para prevenir la degeneración celular. Por otro lado, hay que evitar el consumo de comidas con altos valores en grasas saturadas.

Se aconseja aumentar la ingesta de frutas y verduras.

Se aconseja aumentar la ingesta de frutas y verduras. (Fuene: Pixabay)

Cóccaro enumeró algunos alimentos concretos que se recomienda incorporar a la dieta:

   2 a 4 cucharadas soperas diarios de aceite de oliva virgen extra. “Se reducía un 28% el riesgo de cáncer de mama. Para beneficiarse de este efecto preventivo debe ser aceite de oliva virgen, ya que si está refinado pierde los fenoles, unos compuestos que se consideran potentes antioxidantes”, precisó la especialista.

   3 a 4 raciones de brócoli a la semana. “Es rico en sulforafano que acelera la eliminación de sustancias tóxicas del organismo y hace que las células cancerosas mueran. Consumir esa cantidad semanal puede reducir a la mitad el riesgo de este tipo de tumor”, consignó.

   Cúrcuma. “Esta especia tiene una poderosa acción antiinflamatoria y antioxidante, lo que puede ayudar a prevenir el cáncer ya que los procesos inflamatorios favorecen que las células malignas proliferen”, indicó Cóccaro.

   Frutos secos. “Presentan ácido fólico y vitamina B6 nutrientes preventivos del desarrollo de tumores de cáncer de mama, sobre todo después de la menopausia”, afirmó. Por las calorías que contienen, se aconsejan entre 7 y 8 diarios.

   Frutos rojos. “Son ricos en ácido elágico, que podría ayudar a impedir la proliferación de células tumorales”, sostuvo la licenciada en Nutrición.

   Una manzana roja al día. “Reduce un 18% la probabilidad de desarrollar cáncer de mama gracias a sus polifenoles”, aseveró.

 

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVÁ LA RADIO EN TU CELULAR

17
Octubre

17 OCTUBRE 2019 REPORTE24//

ANTES SE SOLÍA INJERTAR A LOS PACIENTES CIERTOS FRAGMENTOS DE SU PROPIO FÉMUR O UNA PRÓTESIS VERTEBRAL EN CASO DE UN CÁNCER U OTRA DOLENCIA QUE DESTRUYERA EL TEJIDO ÓSEO.

Sede del Instituto Ortopédico Rizzoli en Bolonia / wikipedia.org / Dominio Público

Un grupo de cirujanos de Italia ha realizado por primera vez con éxito un trasplante de vértebras humanas. Los especialistas tomaron cuatro vértebras del cadáver de un donante y las injertaron en la columna de un paciente que padecía un cordoma, un tumor maligno que le destruía los huesos.

NO TE PIERDAS "PASARON COSAS" CON JULIO MOLISANO

EN ESTA ENTREGA TE MOSTRAMOS COMO PATOTEAN A LOS TRABAJADORES DE SAMEEP, COMO TRUCHAN LAS ELECCIONES DE GREMIO LEGISLATIVO Y MÁS HACÉ UN CLIC EN LA IMAGEN

El centro médico donde lo atendieron, el Instituto Ortopédico Rizzoli de Bolonia, ha esperado a que transcurrieran 40 días tras la operación para comprobar que esta fue un éxito y compartirlo con los medios nacionales. Según informa la agencia de noticias ANSA, ya han dado el alta al paciente, de 77 años, quien antes de la intervención estaba en riego de sufrir una parálisis y sufría dolores extremos que ni la morfina podía calmar.

Biomodelo de un órgano humano impreso en 3D, de Helguero 3D. Un ecuatoriano crea biomodelos en 3D de órganos humanos para facilitar las cirugías médicas

En la intervención quirúrgica, que tuvo lugar el pasado 6 de septiembre, participó una veintena de médicos. El paciente pudo levantarse tres días después de la operación. Los primeros 15 días de control postoperatorio permitieron trasladarlo al servicio de fisioterapia, donde se puso de pie nuevamente y está ahora en condiciones de tener una vida lo más normal posible.

"Hemos reconstruido la columna vertebral en el modo más similar a la conformación natural", dijo en comentarios a ANSA el director de cirugía vertebral del instituto, Alessandro Gasbarrini. La ventaja de este método, señaló, es "la implantación de un hueso con la misma estructura al que tuvimos que extirpar debido al tumor".

"Reemplazar el tejido humano con tejido humano generalmente es lo mejor para el organismo, y esto también se aplica a los huesos", afirmó Gasbarrini. Puesto que no siempre es posible, los médicos recurren a los implantes de materiales artificiales, como el titanio.

Sede del Instituto Ortopédico Rizzoli en Bolonia / wikipedia.org / Dominio Público

Otra solución ha sido reemplazar los huesos destruidos por fragmentos de otro hueso del mismo paciente, específicamente del fémur, que tiene una estructura diferente de la de las vértebras y, por tanto, una menor posibilidad de integrarse bien.

En el caso de este paciente boloñés, fueron los médicos radiólogos quienes pidieron no utilizar titanio, puesto que haría ineficaz la radioterapia posterior. Finalmente, se obtuvo una "fusión perfecta" con el resto de la columna vertebral, lo que permite al paciente el tratamiento con radioterapia.

 

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVÁ LA RADIO EN TU CELULAR

Página 1 de 26